EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Se libre de la “Sugestión”

Post
La sugestión es la denominación dada al proceso psicológico mediante el cual personas, medios de comunicación, libros, y toda clase de entes que manipulen conceptos y sean capaces de emitir información pueden guiar, o dirigir, los pensamientos, emociones, sentimientos o comportamientos y estados físicos de otras personas e implica la llegada de otra idea a la mente.

Influencia sobre la manera de pensar o de actuar de una persona, que anula su voluntad y la lleva a obrar de una forma determinada.


Acto de implantar ideas o sentimientos en el ánimo de los hombres, sin consciencia plena del que los recibe. Influencia o dominio que actúan sobre la libertad de alguien.


Algunos sinónimos son: recomendación, insinuación, sugerencia, fascinación, hipnotismo, hechizo, atractivo, obsesión, manía, ceguera, ofuscación. En el caso de personas sugestivas se puede convertir en una Obsesión que significa asedio.


Se trata de una perturbación anímica producida por una idea fija, que con tenaz persistencia asalta la mente. La obsesión tiene múltiples facetas de expresión. Este pensamiento, sentimiento o tendencia aparece en desacuerdo con el pensamiento consciente de la persona, pero persiste más allá de los esfuerzos por librarse de él.


Se convierte en una preocupación o idea que domina y acapara la atención intelectual y que siempre va a acompañada de un penoso sentimiento de ansiedad.


No debemos confundir “Obsesión” con “Fe” ya que son dos polos opuestos. Aunque la Biblia menciona “fuérzalos a entrar” (Lucas 14:23) y contamos con el libre albedrio de escoger o rechazar, la sugestión va mas allá de un grado de Fe ya que perturba y valga la redundancia “Obsesiona” emocionalmente a la persona para lograr un objetivo o meta impuesta muchas veces no correcta que lo lleva a la frustración y depresión.


La acción de otras influencias, como la fijación de la atención en un objeto determinado, especialmente la fijeza de la mirada dirigida a un objeto, parece reducirse al hecho de que facilitan la sugestión provocando un estado de conciencia apto para recibirla, o que constituyen ellas mismas una práctica sugestiva, en el sentido de que engendran la idea de un sueño hipnótico.


La eficacia de las sugestiones puede provocar alucinaciones y errores de los sentidos en una intensidad mucho más grande. Jesús rompe con el paradigma sugestivo que están alojadas en muchas mentes.


Marcos 5:25
Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre,
26 y había sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor,
27 cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto.
28 Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva.
29 Y en seguida la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel azote.
30 Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos?
31 Sus discípulos le dijeron: Ves que la multitud te aprieta, y dices: ¿Quién me ha tocado?
32 Pero él miraba alrededor para ver quién había hecho esto.
33 Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino y se postró delante de él, y le dijo toda la verdad.
34 Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; vé en paz, y queda sana de tu azote.
35 Mientras él aún hablaba, vinieron de casa del principal de la sinagoga, diciendo: Tu hija ha muerto; ¿para qué molestas más al Maestro?
36 Pero Jesús, luego que oyó lo que se decía, dijo al principal de la sinagoga: No temas, cree solamente.
37 Y no permitió que le siguiese nadie sino Pedro, Jacobo, y Juan hermano de Jacobo.
38 Y vino a casa del principal de la sinagoga, y vio el alboroto y a los que lloraban y lamentaban mucho.
39 Y entrando, les dijo: ¿Por qué alborotáis y lloráis? La niña no está muerta, sino duerme.
40 Y se burlaban de él. Mas él, echando fuera a todos, tomó al padre y a la madre de la niña, y a los que estaban con él, y entró donde estaba la niña.
41 Y tomando la mano de la niña, le dijo: Talita cumi; que traducido es: Niña, a ti te digo, levántate. La mujer que toco el manto de Jesús vivía sugestionada por su enfermedad y llegó en fe pero sugestionada.


Jesús le dijo “Tu Fe te ha salvado” En el caso de la resurrección de la niña, notemos que Jesús lleva consigo a tres de sus discípulos con el propósito de que ellos vean realizarse “Un milagro” y para mostrarles al padre y la madre de la niña el poder que hay en Jesús. “No temas, cree solamente” y rompe con toda sugestión localizada en tu mente en el nombre de Jesús.


¡Hoy es tiempo de cambiar!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.