EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

¡Me Niego a Enterrar a mi Hija!

Post
El drama de una familia dominicana: se niega a enterrar a su hija e insiste en que está viva.

La adolescente fue declarada muerta tras sufrir dolores de cabeza, pero sus parientes argumentan que no tiene las características de un cadáver y no quieren sepultarla.

Esta noticia alarma cuando uno la lee. El Apóstol Pablo nos inquieta con este llamado a la iglesia: Efesios 5:14 Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo.

No me cabe la menor duda de que en este siglo presente que estamos viviendo encontramos una iglesia que respira pero muerta.
Vemos en el Antiguo Testamento que el llamado de alerta llega a Salomón hijo del Rey David diciendo: 1 Crónicas 28:9 Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; mas si lo dejares, él te desechará para siempre. Parece que para Dios la parte emocional de sus hijos es muy importante ya que el corazón y el ánimo es la parte del Alma que se mueve por emociones.

La iglesia de Jesucristo hoy en día es una iglesia movida por emociones y no por la Palabra de Dios. El corazón es engañoso dice la Biblia: Jeremías 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? 10 Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. Debido a esto el Apóstol Pablo advierte a su hijo espiritual Timoteo a que no se deje engañar por la emociones de la gente llamada cristiana sino que persista en la doctrina: 1 Timoteo 4:16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren. ¿Porque este llamado de alerta? Lamentablemente muchos cristianos no se dan cuenta que estamos viviendo los últimos tiempos, y es en ese preciso momento donde Satanás saca ventajas de esos cristianos que se mueven por emociones. Lo afirma Pablo una vez más: 1 Timoteo 4:1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios. El autor a los Hebreos lo reafirma: Hebreos 13:9 No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazón con la gracia, no con viandas, que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas. Me imagino ver a Dios no queriendo enterrar a sus hijos sino darles la oportunidad de levantarse de los muertos. ¿Por qué entonces el cristiano se mueve más por emociones que por la Palabra? La gran mayoría del pueblo Hispano o Latinoamericano viene arrastrando raíces que la religión tradicional ha colocado en la mente de un pueblo que nunca antes había escudriñaba la Biblia. Sabemos que la religión va en contra del intelectualismo y lo que conocemos como “Sentido Común” Jesús lo aclara en la parábola del ciego: Mateo 15:14 Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.

Nadie nació sabiendo manejar un automóvil sin antes haber pasado por una escuela de manejo. Lo mismo ocurre con los de la Fe, llegan a la iglesia algunos sin Biblia y otros como oidores pero no hacedores de la Palabra. Esto hace crecer una iglesia “Emocional” donde nos acostumbramos más a  “PEDIR” que a dar.

La pregunta es esta: ¿Entonces no podemos servir a Dios con nuestro corazón? Mi intención no es que dejes tus emociones de lado, sino que la acompañes siempre con la Palabra, pero alinéate,

“Primero la Palabra de Dios y después tu Corazón”

¡Hoy es tiempo de cambiar!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.