EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

¿Cómo se explica que el sexo promueva una memoria más eficiente?

Post

El equipo de investigación, con la profesora de psicología Jenns Pruessner a la cabeza, brindó tres razones. Por un lado, las relaciones sexuales funcionan como un ejercicio y numerosos estudios demostraron que la actividad física aumenta los niveles cognitivos. Por otro, el sexo suele ayudar a revertir estados depresivos y de estrés, los cuales perjudican a la memoria. Aunque una de las posibilidades que el estudio enfatiza es la de la función de “recompensa” del sexo. “Los productos químicos implicados en la recompensa de señalización de las hormonas cerebrales y neurotransmisores demostraron estar asociados con la memoria y la actividad sexual. Se puede especular que ambos están asociados con la recompensa”, explicó Pruessner. Los resultados, publicados en la revista “Archives of Sexual Behavior” demostraron que las relaciones sexuales en mujeres adultas jóvenes pueden tener un efecto positivo en la memoria. Los investigadores, después de analizar las pruebas, concluyeron que hubo mayor porcentaje de acierto en las mujeres con más alta frecuencia sexual en el test de las palabras, pero no así en el de las caras. “Podemos interpretar este resultado como un signo de que la relación entre la frecuencia de la relación sexual y la sensibilidad abstracta de la palabra está realmente asociada con una función de memoria dependiente del hipocampo”, escribieron los autores del informe. Sin embargo, sugirieron que la capacidad de retener rostros puede estar dentro de las estructuras circundantes del centro de memoria y, por lo tanto, no afectadas. Los investigadores resaltaron que no influyó en los resultados finales el estado de la relación de la mujer. “Las mujeres que señalaron una alta frecuencia de sexo demostraron mayores puntuaciones de memoria que aquellas mujeres que declararon no tener relaciones sexuales o tener una baja frecuencia”, sostuvieron. El hipocampo es una de las principales estructuras del cerebro humano. Se trata de una estructura marginal y de estructura de capas más sencilla de la misma sustancia gris cortical del lóbulo temporal. Aunque tiene origen en una estructura del cerebro de los vertebrados denominada palio, que comprendía funciones olfativas, en su actual diseño en los mamíferos desempeña principalmente funciones importantes en la memoria y el manejo del espacio. En la enfermedad de Alzheimer, el hipocampo es una de las primeras regiones del cerebro en sufrir daño. Los problemas de memoria y desorientación aparecen entre los primeros síntomas. El sexo tiene repercusiones positivas en la vida diaria. La ciencia lo demostró en reiteradas ocasiones. Además del placer del momento y su posterior efecto en un mejor ánimo para encarar una rutina diaria que puede resultar tediosa, Las relaciones íntimas tienen un impacto en el cuerpo que va mucho más allá del placer del momento. Un ya célebre estudio de la Universidad de Wilkes en Pennsylvania, Estados Unidos, reveló hace tiempo que una vida sexual activa podría ayudar al cuerpo a protegerse de determinadas enfermedades, así como también aliviar otras. Según esa investigación, pionera en la materia, tener sexo al menos dos veces a la semana es suficiente para obtener numerosos beneficios para la salud mental y también física. Con el tiempo, numerosos grupos científicos se enfocaron en comprender a fondo ese efecto del sexo en la salud y se encontraron con una gran cantidad de consecuencias positivas que se desprenden del encuentro íntimo con otra persona. Las consecuencias impactan en la salud previniendo ciertas enfermedades y aminorando los efectos de algunas afecciones: 1. Dolores Una de las conclusiones más famosas de los estudios es que el sexo es un excelente analgésico natural, gracias a la liberación de oxitocina y al aumento de las endorfinas que se produce durante ese momento. Eso explica por qué luego de una relación sexual el cuerpo está más relajado y ciertos dolores como las jaquecas, los musculares o los calambres desaparecen. 2. Depresión Las relaciones sexuales actúan también como un antidepresivo ya que cada orgasmo no sólo es un potente relajante físico sino también emocional. Con la enorme producción de la hormona serotonina que se produce en el cerebro durante un acto sexual, se reduce notablemente la tensión nerviosa. Además, en días de poco amor propio, sentirse deseado y querido es un gran impulso y por lo tanto un potente antidepresivo. El encuentro con una persona donde prime la ternura y el cariño puede ser fundamental para el humor y la felicidad. Todos estos componentes mantienen a la persona cada vez más alejada de un cuadro depresivo. 3. Insomnio Aquellas personas que no pueden dormir así estén muy cansadas ya probaron mil y un soluciones y en muchos casos no hubo éxito. Sin embargo, tener sexo puede convertirse en una solución más eficaz que cualquier otra, gratis y completamente natural. La ciencia demostró que una de las mejores maneras para curar la falta de sueño es mantener relaciones sexuales justo antes de dormir. Eso es porque, instantes posteriores al acto, el cuerpo se ve inducido a un estado de relajación y bienestar ideal para conciliar el sueño. 4. Gripe y asma Una vida sexual activa incrementa notablemente, según diversos investigadores, la producción de los anticuerpos encargados de protegerse de las infecciones virales (inmunoglobulina A), como la gripe. Además, el sexo es un antihistamínico natural, lo que puede ser ampliamente beneficioso para afecciones como el asma. 5. Incontinencia Cada acto sexual fortalece a través de las diferentes posiciones, diversos grupos musculares y óseos. Una zona que se beneficia especialmente es la pelvis y se evitan así las pérdidas de orina. En las mujeres, el sexo regular propicia una excepcional salud en la pelvis, reduciendo el riesgo de incontinencia relacionado con la edad. “Los músculos que detienen el flujo de la orina y la incontinencia, se benefician mucho y reducen el riesgo de tener incontinencia a corto o largo plazo”, señaló el doctor Gillian Vanhegan, un portavoz del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido. 6. Enfermedades de la piel Además de proteger los huesos y los músculos, la testosterona es una hormona que logra mantener saludable la piel. Su liberación, mediante el acto sexual, logra que la epidermis pueda mantenerse rejuvenecida y tersa en el día a día. Otro factor que ayuda a la piel es el orgasmo, debido a que la secreción de agua permite hidratarla y, al estimular la circulación sanguínea, reduce el riesgo de sufrir piel naranja o celulitis. 7. Enfermedades cardiovasculares Según el estudio de la Universidad de Wilkes, para los hombres, tener una vida sexual activa se traduce en una enorme disminución del riesgo de padecer enfermedades cardíacas en un 50 por ciento. Durante el coito, el corazón late más rápido y por lo tanto aumenta el nivel de oxígeno en la sangre y el flujo sanguíneo. Estas dos respuestas naturales ayudan a prevenir la trombosis y la formación de células falciformes -que producen glóbulos rojos de forma anormal- en la sangre. En las mujeres, el sexo aumenta la producción de estrógeno, componente que también actúa contra las enfermedades del corazón. Un estudio de la Universidad de Queen descubrió además que tener sexo tres veces por semana reduce notablemente el riesgo de sufrir un infarto. “Las endorfinas liberadas durante el sexo neutralizan las hormonas del estrés en el cuerpo, relacionadas con enfermedades cardiovasculares”, dijo la doctora Lisa Turner, terapista sexual. Para la especialista, la creencia de que los infartos son comunes durante las relaciones sexuales es simplemente un mito, ya que son casos especiales donde otros factores son los culpables como el sobrepeso, la adicción al cigarrillo, entre otros. 8. Cáncer de próstata Investigadores de la Universidad de Nottingham, descubrieron que las eyaculaciones son la respuesta corporal más importante para reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata. Por este motivo, practicar sexo asiduamente es una barrera de protección ante la aparición de posibles tumores. Sin embargo, el sexo esporádico no ayuda en ese sentido, porque para que el cuerpo note este beneficio sería necesario eyacular al menos cinco veces a la semana. 9. Cáncer de mama Una investigación realizada por la Universidad de Carolina del Norte apunta a que las mujeres que practican sexo oral tienen menos riesgo de padecer cáncer de pecho. Esto se debe a que el semen contiene vitaminas B12 y C, calcio, fósforo, magnesio, potasio, zinc, proteínas y azúcares que ayudarían a reducir las células cancerosas. Además, la estimulación de la mama a través de “caricias” hace que la mujer libere oxitocina, una hormona que también protege de la aparición de este tipo de cánceres. 10. Caries Besar tiene muchos beneficios para la salud bucal, en principio porque la saliva es saludable. La saliva limpia y disminuye el nivel de ácido en la boca, que causa las caries, y previene así contra la placa dental. La saliva contiene un analgésico denominado opiorfina que alivia el dolor relacionado con la inflamación de las encías. La Biblia nos exhorta a poner atención a estos estudios científicos. Pablo en 1 Corintios 7 dice: 1 En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer; 2 pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. 3 El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. 4 La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. 5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia. En el inicio de la Biblia o sea en Génesis 1:31, Dios afirma que todo lo que el creo es bueno si se aplica en santidad.
¡Hoy es tiempo de cambiar!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.